sábado, 21 de julio de 2012

BAÑOS DE VALDEGANGA (CUENCA)


baños de Valdeganga

Los baños de Valdeganga, en Cuenca, buscan ayuda para volver al esplendor que hace un siglo atrajo a gentes de toda España por sus aguas mineromedicinales y que, además, ambientaron la película ‘Peppermint Frappé’, del director Carlos Saura, en 1967, un año antes de su cierre.
El balneario, conocido como ‘Baños de Valdeganga’ por su proximidad con la localidad del mismo nombre, es de propiedad privada y está enclavado en un paraje de nueve hectáreas muy cerca del río Júcar y a unos treinta kilómetros de la autovía A-3 (Madrid-Valencia).
Vivió su apogeo en el siglo XIX y a principios del XX, aunque su ocaso fue aprovechado para ambientar los exteriores de la película‘Peppermint Frappé’ en la que participaron, entre otros, Geraldine Chaplin y Fernando Sánchez Polack para un guión compartido por Rafael Azcona y Angelino Fons.
Hasta ese momento, el balneario había atraído a gente de Cuenca y de toda España, como el abogado y político Fidel García Berlanga, el artista Gustavo Torner o el dramaturgo Alfredo Marquerie, que iba ‘todos los verano’, según ha contado a Efe el arquitecto Arturo Ballesteros, que es uno de los propietarios de esta actividad constituida en sociedad limitada.
Ballesteros ha explicado que tienen elaborado un proyecto de rehabilitación para poner en marcha el balneario desde hace unos quince años, que contempla una inversión de 12 millones de euros (2.000 millones de las antiguas pesetas cuando se hizo el proyecto).
El balneario obtuvo todos los permisos para empezar a funcionar en 1876, aunque antes ya se hacía uso de sus aguas porque estaba próximo al camino de Cuenca a Córdoba, Murcia y Granada.
Tras la desamortización de Mendizábal, los baños pertenecieron al abogado Juan Patiño de la Fuente, del que Arturo Ballesteros es tataranieto.
Las propiedades de las aguas termales que emanan en la zona están intactas, según el estudio que tiene Ballesteros, pero el edificio está casi derruido aunque a simple vista se distingue su arquitectura y estructura.
baños de ValdegangaEl Balneario en el año 2007 (foto de gabillo )
Algunas paredes que siguen en pie, aunque entre matorrales, lucen ahora pintadas que gritan ‘S.O.S’ y ‘Rehabilitación’.
 Para la comarca, volver a ponerlo en marcha sería una de las mejores soluciones para reducir el paro y la despoblación porque se estima que en una primera fase podría crear medio centenar de puestos de trabajo, según ha avanzado a Efe el alcalde de Valdeganga, Julián Martínez Palacios.
Es tanto el deseo que muestran total colaboración con el actual propietario para facilitar los trámites administrativos que el Ayuntamiento tenga que expedir. Todo con tal de revitalizar este entorno.
El balneario forma parte de una importante parcela en la que también podría tener cabida un hotel, un campo de golf u otro tipo de instalaciones.
Martínez Palacios comenta que los vecinos más ancianos de la comarca recuerdan con ‘agrado, añoro y envidia’ la época dorada del balneario: ‘el pueblo está muy unido al balneario y está en su memoria’, señala el alcalde.
Su importancia quedó plasmada para siempre en diferentes periódicos de la época, como ‘Heraldo de Cuenca’ o‘República’, que recogían -por ejemplo- anuncios de la década de los años 30 en los que se decía que era un lugar inmejorable para tratar el reumatismo, la gota, la artritis y la neurastenia.
‘Habitaciones desde 1 a 12 pesetas. Servicio hidroterápico, el más moderno y completo. Médico Director. Dr. Galo Leoz. Temporada oficial del 1 al 15 de septiembre‘, decían las inserciones publicitarias de ese otro momento que se quiere recuperar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fuente: airesdelpasado.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario