viernes, 27 de julio de 2012

VESTIDOS DE CINE

Algunos de los Outlifts más recordados del cine.

INDIANA JONES Y EL TEMPLO
MALDITO (1984)
KATE CAPSHAW.
Para empezar el vestido de lentejuelas rojo de Kate al comienzo de la película, mientras Indiana hacia un trueque con Lao-Tse, es maravilloso y fue diseñado por Powell.







TITANIC (1997)
KATE WINSLET.
Nunca podremos olvidar a Rose con su magnífico vestido rojo en la cena de gala del Titanic. Todo un ejemplo de la moda de la alta sociedad de principios del siglo XX. Magníficos detalles en dorado de los volantes del vestido y el sutil collar.










LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA (1955)
MARYLIN MONROE.
Pocas veces un hombre ha estado tan perdido como Tom Ewell en este maravilloso film del maestro Billy Wilder. La imagen de Marilyn bailando con un vestido blanco con mucho vuelo sobre la salida de aire del metro de Nueva York es quizás la escena más icónica de la historia del cine. Pocos habrían resistido a la tentación... y menos si vivía a 20 escalones de distancia.





Audrey Hepburn en "Desayuno con diamantes"
DESAYUNO CON DIAMANTES (1961)
AUDREY HEPBURN.
Si hubiera que escoger un vestido de la historia del cine, posiblemente el ganador sería este Givenchy negro que Audrey Hepburn llevaba en Desayuno con diamantes. No sabemos cómo Holly podía permitírselo, porque en la película parece pasar algunas penurias, pero no vamos a preguntar. Su silueta, sonriendo y con un larguísimo cigarrillo en la boca, forma una de esas imágenes que nunca querríamos olvidar (incluso en tiempos de la Ley Antifumadores).





LO QUE EL VIENTO SE LLEVO (1939)
VIVIEN LEIGH. 
El personaje femenino más famoso de la historia del cine llevó también alguno de los vestidos más recordados del séptimo arte. Escarlata O'Hara sedujo a Rhett Butler de verde, blanco, negro, amarillo... Prácticamente no hubo color que no utilizase. Pero en pocas escenas estuvo más guapa Vivien Leigh que con esta espectacular bata roja.



Olivia Newton John en "Grease"
GREASE (1978)
OLIVIA NEWTON JOHN.
Es la transformación más recordada del séptimo arte. Sandy Olsson decide dejar su imagen recatada, de niña bien recién llegada de Australia, y aparece en la fiesta de fin de curso totalmente vestida de negro, sobre unas plataformas rojas y con el pelo desatado. A algunos nos gustaba más la Sandy mojigata, pero John Travolta no aguanta ni dos segundos sin caer, literalmente, rendido a sus pies.

MOULIN ROUGE (2001)
NICOLE KIDMAN.
Como olvidar a Satine, la estrella del Moulin Rouge, con su fantástico vestido rojo que junto a su cabello pelirrojo nos ofrece una imagen de fuego únicamente apagada por los ojos aguados de la australiana Nicole Kidman.






Keira Knightley en "Expiación"
EXPIACIÓN (2007)
KEIRA KNIGHTLEY.
Keira Knightley hija de la aristocracia británica, que vive en una fabulosa mansión en la Inglaterra de comienzos de siglo y se enamora de un chico normal y corriente, que trabaja para su padre. El tipo se pasa toda la película con cara de no creerse que eso le esté pasando a él; mientras, los espectadores fabulan, con la esperanza de que quizás un día les ocurra a ellos algo parecido. La película se merece más atención de la que recibió en su estreno y este vestido verde de Keira, nominado en todas las votaciones como uno de los más elegantes de la historia del cine, podría ayudar a su recuperación.

Rita Hayworth en "Gilda"
GILDA (1946)
RITA HAYWORTH.
Es el striptease más memorable de la historia del cine. La melena pelirroja de Rita Hayworth llameaba incluso en blanco y negro y el vestido de satén negro no ayudaba a contener a los moralistas de la época, que quisieron censurar la escena. Cuenta la leyenda que cuando Hayworth se enteró dijo: "Y eso que sólo me quité un guante".








Angelina Jolie en "The tourist"
THE TOURIST (2010)
ANGELINA JOLIE.
El vestuario de Angelina Jolie en esta película es magnífico. Tul, un collar y unos pendientes a juego inolvidable. Una visión procedente de otra dimensión. Este vestido suntuoso está hecho por una larga falda con capas de tul de seda negra y satén, y volantes en el borde.





Diane Kruger en "Troya"
TROYA 2004
DIANE KRUGER.
Cuando escogieron a Diane Kruger para encarnar a Helena de Troya no podían haber elegido mejor. Ella representa mejor que nadie la belleza, la personalidad y el atractivo de una verdadera diosa o heroina griega. La muestra aquí, ella y su vestido.







Audrey Hepburn en "My fair lady"
MY FAIR LADY (1964)
AUDREY HEPBURN.
Rex Harrison es un lingüista que, como Pigmalión, decide moldear a su mujer perfecta. Afortunadamente para él y para los espectadores, se encontró con Audrey Hepburn en los bajos fondos londinenses. Hay que reconocerle al actor inglés que realizó una creación extraordinaria. Este vestido blanco sólo le podía quedar bien a ella.







Julia Roberts en "Pretty Woman"
PRETTY WOMAN (1990)
JULIA ROBERTS.
Vivian era prostituta en Sunset Boulevard, pero alguien le había inoculado el veneno del buen gusto. Sólo así se explica que se quedase una mañana a solas en Rodeo Drive, con la tarjeta de crédito de Richard Gere, y volviera al hotel con el conjunto de modelos más espectacular de las últimas dos décadas. Este rojo es el más recordado, perfecto para ir a la ópera, pero el resto de los que compró Julia Roberts no se quedan atrás.

Romy Schneider en "Sisi emperatriz"
SISSI EMPERATRIZ (1956)
ROMY SCHNEIDER.
En esta película destaca el vestuario de Romy Schneider, como este voluptuoso vestido amarillo y marrón.














Vivien Leigh en "Lo que el viento se llevó" (2)
LO QUE EL VIENTO SE LLEVO (1939)
VIVIEN LEIGH.
El personaje femenino más famoso de la historia del cine llevó también alguno de los vestidos más recordados del séptimo arte. Escarlata O'Hara sedujo a Rhett Butler de verde, blanco, negro, amarillo...
 












Liz Taylor en "Cleopatra"
CLEOPATRA (1963)
LIZ TAYLOR.
Dice la leyenda que la Cleopatra histórica (la que vivió hace dos mil años) era tirando a feucha. Afortunadamente para ella, la imagen que la humanidad retendrá a partir de ahora será la de Liz Taylor, vestida para la ocasión en dorado, con un tocado imposible y una perturbadora mirada violeta.










Ava Gadner en "La condesa delcalza"
LA CONDESA DESCALZA (1954)
AVA GADNER.
Nunca estuvo más arrebatador el que durante muchos años fue conocido como "el animal más bello del mundo". En la pantalla, Ava Gardner era española y se llamaba María Vargas. Humphrey Bogart venía a Madrid a buscarla y la encontraba: estaba espectacular, con trajes como este azul que hace su mirada aún más intensa.









Grace Kelly en "Atrapa a un ladrón"
ATRAPA A UN LADRÓN (1958)
GRACE KELLY.
Un año antes de convertirse en princesa, Grace Kelly recorría las calles de Mónaco en busca de Cary Grant. Durante el rodaje, conoció a Raniero. El príncipe monegasco encontró a su esposa y los amantes del cine nos quedamos sin un mito. Nunca agradeceremos lo suficiente a Alfred Hitchcock que la retratase tan guapa.


Audrey Hepburn en "Sabrina"
SABRINA (1954)
AUDREY HEPBURN.
Hay una anécdota bastante curiosa respecto a este vestido. Hubert de Givenchy fue el responsable del vestuario de la película y cuando le dijeron que estaría protagonizada por la señorita Hepburn, el diseñador creyó que se trataba de Katharine Hepburn. En un primer momento, Givenchy rechazó vestir a la todavía poco conocida actriz, aunque finalmente rectificó. Posteriormente se hicieron grandes amigos y el diseñador firmó algunos de los vestidos que marcarían su vida.


Kirsten Dunst en "María Antonieta"
MARIA ANTONIETA (2006)
KITSTEN DUNST.
Este es el vestido que de novia que Sofia Coppola nos mostró en la película Maria Antonieta. Llama muchísimo la atención el enorme miriñaque que llevaba Kirsten Dunst.





Winona Ryder en "Drácula de Bram Stoker"
DRÁCULA DE BRAM STOKER (1992)
WINONA RYDER.
El vestuario de esta película está creado por la japonesa Eiko Ishioka y es un derroche de imaginación completo, da una atmósfera muy barroca a la película. Estos trajes están considerados como obras de arte, y se han expuesto en museos como el MOMA. Por supuesto, su excelente trabajo se vio recompensado con el Oscar.
Mina tiene un momento de sensualidad, con el precioso vestido rojo que se pone para cenar con su vampiro.

Cate Blanchet en "Elizabeth: la edad de oro"
ELIZABETH: LA EDAD DE ORO (2007)
CATE BLANCHET.
Uno de los vestuarios más espectaculares del cine lo luce Cate Blanchet en la piel de la reina Isabel I Tudor.













Anita Ekberg en "La Dolce Vita"
LA DOLCE VITA (1960)
ANITA EKBERG.
Nada ha sido igual en la Fontana de Trevi desde que Anita Ekberg se bañase en ella en 1960. Un precioso monumento que podía pasar desapercibido en una ciudad lleno de rincones perfectos se convirtió en visita obligada para todos los turistas de Roma. El vestido negro de la sueca sirvió para hacer aún más mágico el momento.

Grace Kelly en "La ventana indiscreta"
LA VENTANA INDISCRETA (1954)
GRACE KELLY.
Precioso vestido de la diseñadora Edith Head.














Zhang Ziyi en "Memorias de una geisha"
MEMORIAS DE UNA GEISHA (2005)
ZHANG ZIYI.
Esta película recibió un Óscar al mejor vestuario.














Liz Taylor en "La gata sobre el tejado de zinc"
LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC (1958)
LIZ TAYLOR.
Liz Taylor se pasa toda la película en camisón, rondando a su marido, inquieta, como una gata que estuviera sobre un tejado de zinc caliente. Sorprendentemente, Paul Newman muestra la misma perseverancia en escapar de ella y refugiarse en el alcohol. Los espectadores, mientras tanto, sólo son capaces de preguntarse cómo es capaz de resistir.

Raquel Welch en "Hace un millón de años"
HACE UN MILLON DE AÑOS (1966)
RAQUEL WELCH.
El look cavernícola-sexy de Raquel no pasó desapercibido, sobre todo para el género masculino.













Grace Kelly en "Atrapa a un ladrón"
ATRAPA UN LADRON (1955)
GRACE KELLY.
Un año antes de convertirse en princesa, Grace Kelly recorría las calles de Mónaco en busca de Cary Grant. Durante el rodaje, conoció a Raniero. El príncipe monegasco encontró a su esposa y los amantes del cine nos quedamos sin un mito.










Mónica Bellucci en  "Drácula de Bram Stoker"
DRÁCULA DE BRAM STROKER (1992)
MÓNICA BELLUCCI.
Con el vestuario de las novias de Drácula (Mónica Bellucci en el centro), se hace una fusión entre lo bizantino, en las joyas, y los cuadros de Botticelli, en lo vaporoso de las telas.











Bette Davis en "Jezabel"
JEZABEL (1938)
BETTE DAVIS.
Magistral interpretación de Bette Davis en Jezabel y el vestido una preciosidad.










Ingrid Berman en "Casablanca"
CASABLANCA (1942)
INGRID BERMAN.
Ingrid Bergman es una refugiada europea que huye con su marido y aparece en Casablanca en busca de un pasaje para Lisboa. En teoría, debería llegar con lo puesto y una muda de recambio. Sin embargo, la magia del cine la viste con algunos de los vestidos más encantadores de su carrera. Éste, rallado y con sombrero imposible, es uno de los más recordados. Parafraseando él mítico comentario de Rick Blaine a Ilsa Lund, podríamos asegurar que nunca olvidaremos ninguno de sus modelos: "Los alemanes iban de gris... y tú ibas maravillosa".

Fuente: 20 minutos




No hay comentarios:

Publicar un comentario