viernes, 19 de octubre de 2012

HISTORIA DEL AUTOMOVILISMO. LOS PRIMEROS ACCIDENTES

KARL BENZ (1844-1929)
El automóvil fue inventado en el año 1886 por el Sr. Karl Benz en Mannheim, Alemania, en aquella época la velocidad máxima que alcanzaba un automóvil era de unos 20 km/h y gastaba muchísimo más combustible de lo que se gasta ahora a esa misma velocidad. La gasolina solo se podía comprar en farmacias donde no era nada fácil encontrarla disponible en grandes cantidades.

En 1907, la compañía Standard Oil, de California, construye la primera gasolinera en Seattle para satisfacer el creciente mercado de los combustibles. Más adelante cuando el Sr. Henry Ford comenzo en 1910 a producir automóviles en una cadena de montaje la fabricación, un sistema totalmente innovador que le permitio alcanzar cifras de fabricación impensables, alcanzó ritmos muy elevados, los precios disminuyeron y el automóvil comenzó a popularizarse. Con ello llegaron los primeros accidentes de tráfico.


Los primeros accidentes de la historia fueron un antes y un después para la historia del automovilismo ya que en aquellos tiempos no había, o mejor dicho, se conducía sin sistemas de seguridad.

MARY WARD (1827-1869)
Sino que le pregunten a Mary Ward, que le hubiese gustado pasar a la historia como científica y no como lo hizo, ya que esta científica irlandesa nacida el 27 de abril de 1827 tuvo el honor de ser la primera víctima de tráfico conocida. Tenía 42 años cuando perdió el equilibrio y cayó fuera del coche muriendo instantáneamente porque fue arrollada por las ruedas traseras.

Su fallecimiento conmocionó a la sociedad y llevó a las Autoridades a cuestionarse si el automóvil en el que viajaba, un modelo de vapor construido por su primo, superaba la velocidad máxima entonces permitida; 6,43 km/h en carretera y 3,21 km/h en ciudad.

Del airbag, la esctructura monocasco y otras medidas de protección ni se había empezado a hablar.

Los sistemas más eficaces no se empezaron a introducir hasta 1956, por Ford y fue el cinturón de seguridad en su gama como parte de los equipamientos opcionales, y ya en 1959 Volvo llevó el modelo de tres puntos de anclaje a la gran serie.

D. ALLEN K. BREED
El airbag tardaría en llegar, a pesar de que ya en 1952, el ingeniero de la Armada Estadounidense, d. John W. Hetrick desarrollaría el primer prototipo del mundo. Incomprendido por los fabricantes, su proyecto fue desestimado hasta que el sr. D. Allen K. Breed, otro ingeniero, desarrolló una variante que permitió a Chrysler realizar los primeros ensayos.

Ford en 1971 y GM en 1973, lo introdujeron en sus gamas experimentales. Hoy, el ABS, el ESP y un sinfín de dispositivos contribuyen a reducir la siniestralidad en las vías, pero no lo suficiente como para evitar que el 80% de los accidentes se sigan debiendo a fallos humanos.


A continuación enumeremos algunos de estos accidentes.


FAMILIA BRICOL
Nos trasladamos a 1896, cuando el automóvil con motor de explosión empezaba a hacer sus pinitos en las carreteras. 

El 17 de Agosto, cuando tenía unos 45 años, la sra. Dña. Bridget Briscol, paseaba con su hija la srta. May, por Londres. Cerca del Crystal Palace fue arrollada por un vehículo que según los testigos iba a un ritmo demasiado rápido e imprudente, puede que circulase a unos 12 km/h.

El conductor, el sr. D. Arthur James Edsall, declaró que iba al límite de velocidad de 4 millas/hora (6,43 Km/h), aunque una mujer que le acompañaba dijo que el coche podía ir más rápido al haber sufrido un "prehistórico tunning".

La investigación concluyó que fue una muerte accidental y no tuvo consecuencias, Bridget no fue consciente de que fue la primera víctima mortal por un automóvil en el sentido estricto del término (los de vapor no entraban en dicha definición).


Dos años después el sr. D. Henry Lindfield, natural de Brighton (Reino Unido), tuvo un accidente con su carruaje eléctrico. Fue el 12 de Febrero de 1898, debido a un exceso de velocidad su vehículo volcó, chocó contra un árbol y tuvo que amputársele una de las piernas. Murió debido al shock del día siguiente. Fue el primer británico que murió por heridas graves derivadas de accidente de automóvil.


DAIMLER DEL SR D. EDWIN SEWELL
El año siguiente, durante el 25 de Febrero de 1899, hubo un accidente grave ocurrido en un automóvil de la marca Daimler, que circulaba a casi 40 km/h.

El sr. D. Edwin Sewell, trataba de impresionar al Mayor D. James Richer, para hacer una venta para el ejército. Sewell murió en el acto y se le considera el primer conductor de automóvil de gasolina que murió en un accidente.


Su pasajero falleció pocos días después, convirtiéndose en la primera víctima mortal como pasajero en un automóvil.


D. HENRY HALE BLISS
En el otro continente, tenemos la primera víctima mortal en Estados Unidos, se llamaba D. Henry Hale Bliss, que fue atropellado por un taxi eléctrico el 9 de Septiembre de 1899. Murió al día siguiente por la gravedad de sus heridas, poco después se puso una placa en su honor.

Su accidente llego a noticia, siendo publicado por el New York TImes, el día 14 de Septiembre de 1899.








PROPIEDAD DEL DR. WJ. DAVIS
En 1917 el dr. D. W.J. Davis, derrapo con su vehículo hacia un lado a causa de la nevada, chocó contra la acera rompiendo la rueda y destrozando los radios quedando el patrón astillado.







COCHE ATRAPADO POR LA NIEVE
En esta imagen de los años 20 y 30, los neumáticos todavía no estaban preparados para circular sobre nieve. 

Aunque los coches sí equipaban una y hasta dos ruedas de repuesto, ninguna con el dibujo y la banda de rodadura suficiente para no quedarse atrapado en la nieve.







PROPIEDAD SR. BOIES PENROSE
Este es el estado en el que quedó el vehículo después del accidente del Senador D. Boies Penrose en Washingon en 1920.

El coche se lleva por delante una farola, un buzón y un poste de teléfonos para llamadas de emergencia, el árbol se libra por los pelos. 



FRIO INVIERNO
Este vehículo colisiono en Washington Dc, en 1921, probablemente fuera a consecuencia del famoso Aquaplaning.










ACCIDENTE EN VIRGINIA
Este accidente ocurrido en Virginia en 1923, fue a causa, según la policia, que la propietaria la Sra. Metos conducia en el momento del accidente, tanto dicha señora como la Sra. Holland declararon que un hombre cuyo nombre desconocían era quien conducía.

Según dicha fuente, el accidente fue resultado de una fiesta nocturna que comenzó a la 1 de la madrugada. Cuando el vehículo que viajaba a gran velocidad en dirección a Virginia, chocó contra un muro y cayó a las puntiagudas rocas que estaban debajo.


El resultado de este accidente fue de dos personas heridas leves mientras el conductor salió ileso.


PROPIEDAD DE Mc LENNAN
En 1923, dos hombres se ahogaron y se salvó el conductor, el Sr. Mc Lennan, cuando se abrió la investigación oficial, los policías declararon que habían olido a alcohol en el aliento de Mc Lennan, admitiendo este que había tomado "Una copa de vino", aunque echo la culpa del accidente al volante que estaba defectuosos.

Fue acusado de homicidio involuntario, pero al final fue absuelto de todos los cargos.


El Sr. Mc Lennan, murió el 7 de julio de 1927, como consecuencia de las heridas sufridas en otro accidente de tráfico cuando su vehículo chocó contra el del detective D. Arthur T. Fihelly. Aunque una vez más hubo informes de alcohol en su aliento después del accidente, la investigación no llegó a la conclusión de que había estado conduciendo bajo ninguna influencia de alcohol.

Desde el año 1910, se prohibe conducir bajo los efectos del alcohol en el estado de Nueva York y pronto otros estados le siguieron. En 1938, el límite legal de concentración de alcohol en la sangre era de un 0,15%.


COLISIÓN MÚLTIPLE
Los primeros siniestros en cadena llegaban en la década de 1920. Este, debido a un golpe de alcance en 1924, sucedió en Finchley Roas, Londres.

En los comienzos del automóvil, se creía que era peligroso montar frenos en las cuatro ruedas y solo se incorporaban en las delanteras.

RAYMONS MAYS
Raymond Mays se llevó un susto de muerte a bordo de su Bugatti T13 Brescia.

La imagen es digna de una persecución de cine. Era en 1924 y conducía por Caerphilly Mountain Hill, en Gales, cuando repentinamente perdió una rueda y parte del freno. ¡Menudo susto!


SIN FRENOS
A pesar de los frenos hidráulicos en las cuatro ruedas que los coches empezaron a llevar en los años 20, este espectacular accidente en el Puente d'Arcole de París en 1925, fue tan aparatoso que acaparó los titulares de los periódicos.



PROPIEDAD DE HENRY A. THAYER
En 1925, el Sr. D. Henry A. Thayer, jefe de la División de Suministros de la Oficina de los Veteranos de EE.UU. y su hija, la Srta. Dña. Lois Virginia Macías, murieron cuando el automóvil sedán en el que viajaban atravesó la barandilla de protección del puente de la avenida Connecticut Klingle de Washington, cayendo 75 metros hasta el arroyo que estaba debajo. El coche es un Nash 625 de 1924.

EMPOTRADO
En esta imagen de 1926, en Washington, vemos como un vehículo se empotra literalmente contra una farola, tumbándola al suelo. En el momento del accidente no hubo testigos solo el conductor que salió ileso.







VEHÍCULO ACCIDENTADO
En esta foto de 1929, se puede apreciar un accidente de un vehículo, pero justo detrás del primer piso, se fundo la primera autoescuela, pero seguro que sus consejos no eran suficientes para dominar automóviles que tenían el centro de gravedad muy alto y una dirección poco precisa.


CHOQUE EN CADENA
En 1932, en Washington, chocaron dos vehículos, uno es un Ford de 1932 de Victoria y el otro que está subido a mitad de camino en la acera es un Ford Town Sedan de 1931, ambos conductores resultaron ilesos.





COCHE EN EL RIO
En 1935, en el muelle de Bristol, se descubrio en el fondo un vehículo, aunque nunca se confirmó, los detectives de la época, siempre sostuvieron que el coche "pescado" en dicho muelle, pertenecía a el Sr. D. Edward Peabody, un conocido hombre de negocios que desaparecio dos años antes.











ACCIDENTE ENTRE CAMIONES
Esta foto tomada en Chippendale en 1940, retrata el accidente entre dos camiones en la esquina de la calle Balfour y Meagher.

Hay que decir que ante la aparotosidad del accidente los conductores salieron ilesos.




CAMIÓN ACCIDENTADO
Esta otra foto tomada en 1940 en Mascot, muestra la colisión entre un camión de reparto de carbón y un tranvia.

Hay que reseñar la espectacularidad del accidente por el gentio que se aproximaba a verlo.





OTRA FAROLA
En 1948, en Kings Cross, otro vehículo que se empotraba con una farola.

Esta foto nos muestra ese momento.








COMO UN TREN
El 10 de agosto de 1950, una máquina descargaba lentamente un vagón de tren en Memphis, Tennessee, sin percatarse de que habia un flamante Pullman parada tras él.

Afortunadamente, sus ocupantes acababan de abandonar el vehículo.


VOLKSWAGEN ESCARABAJO
En Dinamarca, este Volkswagen Escarabajo en 1954, chocó lateralmente de noche contra un árbol de forma brutal. En él viajaban un fabricante de muebles y su novia.

A consecuencia del accidente Él murió y ella solo resultó herida.











PRIMER RADAR EN SIDNEY
La vigilancia del tráfico se hizo más sofisticada en noviembre de 1954, cuando la policía de Sidney introdujo por primera vez equipos de radar para la detención de vehículos a alta velocidad. 

La fotografía muestra un radar visible en la parte trasera de un coche de policía durante las pruebas en la Universidad de Sidney. Se necesitaban dos agentes para operar el radar y había una pantalla de detención en la parte trasera y un medidor de velocidad de grabación en el interior del coche de policía.

En ese momento, el límite de velocidad en zonas urbanizadas era de 48 km/h.

Estos desafortunados pioneros, que nunca quisieron inaugurar estas estadísticas, fueron los primeros de una serie de mas de 30 millones de personas que han muerto en el Mundo desde finales del Siglo XIX.

En la actualidad, las cifras van en claro descenso pese a que el número de automóviles es bastante superior en relación a los habitantes que en aquella época. ¿Cuántos de esa gran cifra murieron por causas evitables? ¿Y por el progreso?.

Fuentes; ibytes.es, quo, circulaseguro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario