miércoles, 16 de enero de 2013

BELENISMO Y SUS CARACTERÍSTICAS

DIBUJO DEL PORTAL DE BELÉN
Belenismo o construcción de belenes (también llamados nacimientos, pesebres, portales o pasitos en diferentes países), es la representación plástica del nacimiento de Jesucristo, que se suele exponer durante las fiestas de Navidad en hogares, iglesias, comercios, etc.

La construcción y eshibición de belenes forma parte de la liturgia navideña en muchas partes del mundo, especialmente en la tradición católica.

SAN FRANCISCO DE ASÍS DE CIMABUE
La primera celebración navideña en la que se montó un belén para la conmemoración del nacimiento de Jesucristo fue en la Nochebuena de 1223, realizado por San Francisco de Asís, en una cueva próxima a la ermita de Greccio (Italia). La escena del nacimiento de Cristo no fue representada con figuras y miniaturas de objetos cotidianos, como hacemos actualmente, ni con personas, aunque para la ocasión San Francisco utilizó animales.

Se celebró la misa nocturna acompañada de una representación simbólica de la escena del nacimiento, mediante un pesebre, sin niño, con el buey y la mula, basándose en la tradición cristiana y en los Evangelios apócrifos. Estos animales ya aparecen en el pesebre del siglo IV, descubierto en las catacumbas de la Basílica de San Sebastián de Roma, en el año 1877.

Se supone que tras esta primera ocasión, que más que un belén puede asimilarse a un drama litúrgico, se fue popularizando la instalación de belenes en las iglesias durante la Navidad, con figuras de terracota, cera o madera en vez de seres vivos.

En todo caso, a partir del siglo XIV, y gracias a los monjes franciscanos, el montaje de los belenes por Navidad se consolidó como tradición en la península itálica y fue pasando al resto de Europa, al principio como práctica eclesiástica, luego aristocrática y finalmente popular. Sucedió de esta forma en España, ya que a mediados del siglo XVIII el rey de Carlos VII de Nápoles pasó a ser rey de España, promoviendo la difusión de los nacimientos entre la aristocracia española, llegando posteriormente a la práctica popular.

En el siglo XVIII en América, tras la disolución de la orden de los jesuitas, por decreto papal, los franciscanos ocuparon su lugar y usaron los belenes como método de evangelización.

En este mapa mundial vemos los países belenistas.


A partir del siglo XV, se generalizó la costumbre del belén, en 1465 se fundó en París la primera empresa fabricante de figuras de belén. En Alcorcón, se creo el primer taller en 1471 teniendo influencias de Inglaterra, llegando al taller en 1501. El tercero en producir figuras belenistas fue la República de Siena en 1475, siendo el cuarto, Portugal en 1479, siendo quemada su primera fabrica en 1835 por los martinistas.

Cuando Inglaterra adoptó el anglicanismo, las figuras belenistas fueron quemadas y debido al rechazo a los iconos  en 1601, se hizo un decreto, la "Bethelem Ban", y todo aquel que no la cumpliera, sería condenado a muerte; en el siglo XIX, con la consolidación de la tolerancia religiosa, se levanto esa condena.


FIRA DE SANTA LLÚCIA
La popular "Fira de Santa Llúcia" de Barcelona, pone a la venta de figuras y objetos para belenes, existiendo por lo menos desde 1786.

Cataluña, Murcia y Madrid, durante el siglo XX, eran centros donde se fabricaron más de cuatrocientos millones de figuras de belén.


En la actualidad existen numerosos talleres artesanales en Cataluña, Murcia, Andalucía y algunos otros en el resto de España que continúan haciendo figuras, que son conocidas y apreciadas en todo el mundo.


En el siglo XIX, apareció el arte o afición artesana del belenismo, que en general se practica a través de Asociaciones Belenistas, la primera de las cuales fue la de Wenns (Tiros, Austria) en 1860, aunque se cree que en Barcelona ya existía una asociación belenista anterior a esta fecha, la cual data de 1863, pero en todo caso, y puesto que la asociación de Wenns desapareció al año de su fundación, la barcelonesa es la asociación con actividad en la actualidad más antigua del mundo. 


LOGO ASOCIACIÓN
La asociación internacional es la Universalis Foederatio Praesepistica (UN-FOE-PRAE), que fué fundada en Barcelona en 1952 y su sede actual esta en Roma (Italia), y fue durante su segundo congreso de belenistas internacionales celebrado en la misma ciudad en 1955, cuando se aprobó la definición de belén o pesebre, y no es otra que la representación plástica y objetiva del nacimiento de Jesus, mediante la disposición de un pais visto de manera panorámica, en el que se sitúa una diversidad de figuras móviles que se pueden mover y alterar de sitio a gusto del que hace el pesebre, y por lo tanto el belén se representa por lo general  con Jesús, María y José en un pesebre, siendo la tradición la que les acompañe una mula y un buey, según el relato de los Evangelios apócrigos.

Puede incluir además, los pastores reunidos para adorar al niño, los tres Reyes Magos con sus ofrendad, ángeles y la Estrella de Belén, además también se pueden incluir otras figuras relacionadas con toda la historia del nacimiento de Jesús.


Generalmente el Nacimiento se monta antes de Navidad, tradicionalmente el 8 de diciembre, coincidiendo con la fiesta de la Inmaculada Concepción y se conserva armado hasta el 2 de febrero, fecha de la presentación de Jesús en el Templo y fiesta católica de la Candelaria. En algunos lugares es costumbre que a partir de la fiesta de la Epifanía, el 6 de enero, se añadan las figuras de los Reyes Magos en adoración, que mientras tanto han sido desplazados por el paisaje del Belén.


La variedad de los tipos de belenes es enorme, dado que cada país y cada región, hasta cada belenista, tiene su modelo y estilo propio. Sin embargo, podemos proponer algunas clasificaciones básicas:



  • Presentación del montaje:
    • Abiertos o panorámicos, que son los visibles al menos por tres de sus caras o lados. situados más bajos que el punto de vista del espectador, sin estar rematados por celaje alguno, ni techo ni armazón que lo cierre, sino, en todo caso, por un telón liso de fondo.
BELÉN DE TIPO ABIERTO

    • Cerrados, que son los dotados de un cerramiento exterior (cajón, estructura metálica o de madera, cortinajes, etc), que encierran el belén dejando como única vista un frente, a través de una embocadura, donde vemos todo como un paisaje cerrado provisto de perspectiva  como en un teatro, y cuyo realismo supera con mucho a los belenes abiertos. Se acostumbran a denominar dioramas artísticos. Una variedad muy importante del belén cerrado que no es diorama y es el de escaparate o caja, más estrecho  y posee varias caras o lados de vidrio que permiten ver su interior, siendo su característica más singular, que una vez montados no se deshacen más, se exponen durante la Navidad y pasadas las fiestas se guardan.
BELÉN DE TIPO CERRADO O DIORAMA

  • Técnica de confección del belén:
    • Populares, son los que se realizan utilizando técnicas sencillas de montaje, con materiales tradicionales como el corcho, musgo, serrín, papel plateado, etc., además de construcciones prefabricadas adquiridas comercialmente como portal y casitas de corcho y madera, presentados normalmente "abiertos" y sin técnica de perspectiva o muy básicas, un ejemplo es colocar en el fondo del paisaje pequeñas construcciones, figuras de mucho menor tamaño, etc. La sencillez en el montaje no obliga a que las figuras sean también "populares", ya que muchas veces se utilizan figuras de gran calidad artísticas, dependiendo del gusto del constructor. En general son los típicos belenes domésticos.
BELÉN DOMÉSTICO

  • Artísticos, son los que el belenista realiza utilizando técnicas específicas y sofisticadas  propias del arte, la construcción y el maquetismo, intentando que el paisaje y el entorno del belén sea lo más realista posible o proporcione una serie de sensaciones similares a las de la contemplación de una obra artística. El belenista acostumbra a construir los edificios, modelar el paisaje, poner la iluminación adecuada, utilizando materiales muy diversos como el yeso, la madera, el poliestireno expandido, las pinturas, etc., y utilizar técnicas de albañil, carpintero, pintor, electricista, etc. El belén artístico además, ha de respetar las reglas de la escala y la perspectiva. Casi todos los dioramas son de tipo artístico, mientras que los belenes abiertos son artísticos y populares de manera indiferente.
BELÉN ARTÍSTICO EN ALEMANIA

  • Según la manera y estilo de las figuras y el paisaje representado existen tres categorías:
    • Bíblicos, también llamados "Hebreos" o "Palestinos", que recrean el paisaje, los personajes, los enseres y las costumbres que había en Palestina en el momento del Nacimiento del Salvador.
    • Locales o Regionales, que utilizan paisajes no bíblicos, normalmente de la zona donde vive el belenista y son normalmente anacrónicos, puesto que las figuras representan personajes de tipología local, regional o costumbristas, de épocas diferentes a la del nacimiento de Cristo; por ejemplo, en Nápoles se utilizan figuras vestidas a la moda del siglo XVIII, en Francia, son figuras de finales del XIX o en Sudamérica visten las ropas tradicionales de cada país o de la gente humilde.
    • Modernos, serían construidos de forma no figurativa, sono siguiendo las convenciones del arte contemporáneo y llegando hasta la abstracción, utilizando materiales y técnicas no convencionales y de diversa procedencia, como el metal, conchas, tejidos, botellas, luces, origamis, instalaciones, etc.

  • Por los personajes empleados también se tienen dos clases de nacimientos:
    • Vivientes, en que personas reales desarrollan las diferentes escenas del belén, incluso con la participación o no de animales vivos y vegetación natural. Aunque el primer belén  el de Greccio, fue de este tipo, ha de ser considerado más una representación de tipo teatral o religiosa (como los autos sacramentales).
GIOTTO, LA INSTITUCIÓN DEL BELÉN EN GRECCIO


    • Tradicionales, en que utilizan figuras realizadas en diferentes materiales para todas sus escenas. A su vez se subdividen en:
      • Fijos, en las que sus figuras no realizan movimientos, aunque en algunos belenes , en especial los populares, pueden ser desplazadas dentro del escenario, mientras que en los artísticos, y en especial en los dioramas, las figuras ocupan lugares preestablecidos y fijos de los que no pueden ser movidos (normalmente están fijados a la escena con algún medio). 

BELEN DE ANDREA DELLA ROBIA - DUOMO DE VALTERRA

      • Animados, que son los dispositivos mecánicos o eléctricos que permiten que las fguras realicen movimientos repetitivos.

BELEN EN POLONIA
Existen otros tipos de belenes fuera de la clasificación anteriormente expuesta, como los polacos, que consisten en una gran construcción de cartón y madera, reproduciendo los templos al estilo eslavo, colocando el nacimiento fijo en un balcón de la fachada y los personajes secundarios (a veces móviles) por el resto del edificio.

BELÉN CHECO
También es digna mencionar aquí la tradición checa de los belenes recortables de cartón.

A nivel arquitectónico, una de las mejores plasmaciones artísticas del belén podemos encontrarla en la Fachada del Nacimiento del Templo de la Sagrada Familia de Barcelona, obra de D. Antonio Gaudi.


SAGRADA FAMILIA DE BARCELONA

Para terminar este post y aunque sea un tema conocido para los expertos, voy a hacer una reseña a los belenes que realizaban las monjas de clausura para obsequiar las Fiestas Navideñas a sus benefactores y amigos.


BELENES DE MONJAS
El proceso de elaboración era muy sencillo, sobre un cartón que hace de base de unos 50 ó 60 cms de largo por unos 40 de profundidad, se monta con papel grueso de envolver paquetes, a modo de una cueva ó pesebre que albergará el misterio de la Natividad; para dar consistencia al cartón y quede primero maleable y luego dura, se pincela el papel, insinuada ya la forma de la cueva con clara de huevo, usando la cascara para triturarlas y utilizarlas para nevar el papel, antes de que se sequen las claras y así darle una apariencia más rocosa.

El suelo, siempre se recubre de caracolas y conchas marinas pequeñas que quedaran pegadas al mismo, con una pincelada de clara.

Era de costumbre que los animalitos que rondaban por los alrededores tales como los corderitos ó palomas fueran realizados con jabón blanco que elaboraban las propias monjas, así como profusión de arboles, hierbas ó flores, siempre realizadas por ellas de forma artesanal y minuciosa con trozos de papel ó tela.

Faltaba solamente colocar a los protagonistas del Misterio, la mula, el buey, el regalo dispuesto y el agradecimiento asegurado. Luego en las casas obsequiadas, solían enmarcarlo introduciéndolo en una vitrina, donde quedaba resguardado del polvo y a la admiración de cuantos los visitaban.

Antes de terminar hay que reseñar que hay una legislación en la que nombra que la recogida popular de musgo para hacer belenes pone en riesgo algunas especies raras. En España puso en peligro la existencia de la Cladonia Mediterránea, un liquen blanco parecido al musgo, este suele venderse en tiendas españolas, importado de zonas como Finlandia donde es abundante.

Cada comunidad autónoma tiene su propia legislación, en las partes más secas del país está totalmente prohibida su recogida, mientras que en las partes más húmedas sólo se prohíbe recoger determinadas especies.

Fuente: belenismo.net/wikip.

No hay comentarios:

Publicar un comentario