domingo, 9 de junio de 2013

LA ESTATUA DE LA LIBERTAD. SUS ORIGENES

LA ESTATUA DE LA LIBERTAD
Aunque su verdadero nombre es "La Libertad iluminando al Mundo", casi todos la conocen como "La Estatua de la Libertad. Desde sus más de 93 metros de altura, este centenario faro ha dado la bienvenida a los miles de inmigrantes que han llegado cada año en barco a la bahía de Nueva York, siendo uno de los monumentos más famosos de Nueva York.

Se encuentra situada en la Isla de la Libertad, al sur de la Isla Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis.

La Estatua de la Libertad fue un regalo de Francia como símbolo de amistad y para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, inaugurandola el 28 de Octubre de 1886 en presencia del presidente estadounidense de la época, Grover Cleveland.

FREDERIC BARTHOLDI
GUSTAVE EIFFEL
EUGENE VIOLLET
La estatua es obra del escultor francés Fréderic Auguste Bartholdi y la estructura interna fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel. El arquitecto francés Eugène Viollet-le-Duc, se encargó de la elección de los cobres utilizados para la construcción de la estatua.

El 15 de octubre de 1924, la estatua fue declarada como monumento nacional de los Estados Unidos y el 15 de octubre de 1965, se añadió la isla Ellis. Desde 1984 es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La Estatua de la Libertad, además de ser un monumento importante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en un símbolo en Estados Unidos y representa, en un plano más general, la libertad y emancipación con respecto a la opresión. Desde su inauguración en 1886, la estatua fue la primera visión que tenían los inmigrantes europeos al llegar a Estados Unidos tras su travesía por el océano Atlántico.

En términos arquitectónicos, la estatua recuerda al famoso Coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo, siendo la Estatua de la Libertad nominada para las nuevas maravillas del mundo, donde resultó finalista.

Desde el 10 de junio de 1933, se encarga de su administración el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos.

En referencia a que modelo se inspiraron para la cara de la estatua, existen diversas hipótesis de los historiadores, aunque ninguna de ellas es realmente definitiva hasta el momento.

ISABELLA EUGENIE BOYER
Entre las posibles inspiraciones para la cara de la estatua, se encuentra Isabella Eugenie Boyer, viuda del inventor millonario Isaac Singer.

Según otras fuentes, Bartholdi se habría inspirado en el rostro de su madre, Charlotte Bartholdi (1801-1891) y es la hipótesis más considerada hasta el presente.

La revista National Geographic, apoyó esta posibilidad, indicando que el escultor nunca explicó ni desmintió esta semejanza con su madre, aunque otras versiones sostienen que Bartholdi habría querido reproducir el rostro de una niña encaramada en una barrica sosteniendo una antorcha, al día siguiente del golpe de estado de Napoleón III.

Tal vez simplemente realizó una síntesis de varias caras femeninas con el fin de dar una imagen neutra e impersonal de la Libertad.

En 18 de febrero de 1879, Bartholdi obtuvo en Estados Unidos la patente para el monumento, con número D11.023, en la cual la describía en los siguientes términos:

U.S. PATENTE

La patente también especificaba que el rostro de la estatua tenía que tener "rasgos clásicos, pero al mismo tiempo seria y tranquila", y "ligeramente inclinada hacia la izquierda para descansar sobre la pierna izquierda".

La Estatua de la Libertad se realizo por partes en unos talleres parisinos y esa fue terminada en 1884, la cual recibió muchísimas visitas, como la del presidente de la república francesa Jules Grévy y el escrito Victor Hugo. La estatua fue traladada en tren hasta Ruan, bajando el Senna en barco hasta El Havre, donde fue recogida por la fragata francesa Isère, la cual la transporto hasta Nueva York en 1886, para su montaje. 

Para hacer posible la travesía por el Atlántico, la estatua fue desmantelada en 350 piezas, divididas en 214 cajas, teniendo en cuenta que el brazo derecho y su llama estaban ya presentes en suelo estadounidense, donde habían sido expuestos en la Exposición del Centenario de Filadelfia y luego en Nueva York, 36 de esas cajas fueron reservadas para las tuercas, los remaches y los pernos necesarios para su ensambladura, la cual duro cuatro meses. Las diferentes piezas fueron unidas por remaches de cobre y el vestido permitió resolver los problemas de dilatación.

Prueba de todo esto es la colección fotográfica guardada en el archivo de la Biblioteca Pública de Nueva York.























LA ANTIGUA ANTORCHA
La Estatua de la Libertad ha tenido muchisimas reformas en su historia, para su mantenimiento. pero la principal es que la antorcha que sostiene en su mano, no es la que enarbolaba en el momento de su inauguración en 1886. Durante estas obras de restauración, fue reemplazada por una nueva antorcha recubierta con láminas de oro, que es iluminada por lámparas colocadas sobre el balcón que la rodea.

En 1985, para renovar la antorcha, los Estados Unidos, acudieron a una empresa de Bezannes, cerca de Reims, donde trabajan artesanos expertos en artesanía del hierro de obras de arte, donde un equipo reemplazó la vieja antorcha, corroída por el óxido, por una nueva. 

La antigua antorcha, se expone actualmente en el museo situado en el vestíbulo del monumento.

Para finalizar y para los más curiosos, las medidas de esta maravillosa estatua y el documental realizado por el canal historia sobre la Estatua de la Libertad.





Fuente:  Wikipedia, Biblioteca Pública Nueva York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario